Archivo, memoria y activismo: Acciones colectivas y coinvestigación en el territorio

Esta serie de piezas audiovisuales surge de la colaboración del proyecto Postory con prácticas que se dan en el territorio Lavapiés, prácticas de archivo, de acción, intervención y reflexión política y cultural que emanan desde las personas que lo habitan, imaginan y construyen.

Este es el caso del archivo hacerlaboratorio y del grupo Lavapiés donde vas?, así como de otras prácticas y espacios con los que se cruzan.

A caballo entre las líneas de investigación que se recogen en este blog, -a saber, metodologías críticas y ciencia ciudadana, la idea de narrar el pasado y pensar-actuar el presente, así como las cuestiones de identidad y memoria en espacios gentrificados-, abren un espacio de hibridación con los saberes emergentes situados y enraizados en un territorio que permiten a su vez abrir líneas de reflexión a otras realidades.

Pensado inicialmente como una serie de talleres que nos permitiesen reflexionar sobre la producción de memoria desde el territorio al tiempo que actualizábamos debates y diagnósticos sobre los devenires del barrio, la posibilidad de encuentro se vio truncada por la irrupción de la pandemia, de modo que empezamos a pensar otros formatos que nos permitiesen recoger algunas de las reflexiones que hemos ido elaborando en el tiempo y que fuesen aprovechables para otros momentos, lugares y tiempos.

La genealogía de los procesos de gentrificación/turistización en el territorio Lavapiés desde sus diferentes perspectivas (políticas públicas, memoria urbana, políticas culturales, vivienda, procesos de lucha y resistencia…) es el motor de estas piezas que podrán más adelante ser complementadas con nuevos materiales en éste u otros formatos. Es un paso más en el ejercicio constante de consolidar la memoria de las prácticas sociales situadas, de ir así componiendo un mapeado que pueda servir también como disparador de encuentros o debates más amplios cuando la reunión de cuerpos en un mismo espacio sea de nuevo posible, cosa que deseamos.

Lavapiés Ddóonde Vas? es una herramientas de intervención, comunicación y diagnóstico colectivo del hacer y el acontecer en el espacio urbano. Los saberes prácticos y propios, la memoria común, la pregunta sobre qué hacer con lo que somos, intuimos, conocemos. Así es como entendemos también estas aportaciones.

Los vídeos, aunque de elaboración sencillos, tienen detrás un proceso que por momentos ha sido complejo. Porque sostener discursos en el tiempo suspendido del confinamiento resulta incómodo, produce incertidumbre. Hemos pasado por muchos estados de ánimos a lo largo de semanas que parecen años, del quedarse sin palabras y no ser capaces de conectar con el tiempo inmediatamente anterior al ser incapaces de pensar lo que vendrá después, y a la vez hemos sentido y tratado de responder a los emplazamientos de las situaciones que la propia crisis estaba generando de manera inédita, imprevisible, en nuestros entornos de vida, algunos de ellos aún más precarizados por la crisis. Entre medias de eso, y con sus ritmos lentos y entrecortados, algunos mensajes, tiempos de silencio y una serie de conversaciones que han ido trenzando pensamiento y haciendo posible las pequeñas elaboraciones que compartimos aquí,. Con la intención de que queden como pie para futuras conversaciones, para así, ir produciendo -y reproduciendo-, de manera incesante, ese lazo que nos sostiene.

Son cuatro piezas, la primera, Archivo de movimiento: autonomía y territorio, trata de fijar el marco de este ejercicio colectivo, a partir de la perspectiva de los procesos de autoorganización, específicamente sobre la figura Centro Social, conectándolo con elementos que se desarrollarán en siguientes piezas, como los procesos de gentrificación y turistización del Centro, o las políticas y prácticas culturales en el territorio. La segunda y tercera pieza, “Políticas públicas y gentrificación: Lavapiés, los saberes prácticos”, tratan de situar la onda larga de los procesos de transformación urbana conocidos como gentrificación y turistización en el barrio de Lavapiés a partir del análisis de los factores globales y locales y las políticas concretas desplegadas desde finales de los años noventa. La cuarta pieza, “Cultura, arte e institución”, aborda la cuestión de la producción cultural desde la idea de territorio en disputa, y repasa una serie de hitos ensayados durante una década en Lavapiés para caracterizar un modo singular de hibridación arte-política y las posibilidades que despliega en la reproducción de la vida.

Pensadas inicialmente como piezas cortas, sin embargo, no sabemos si por el estado de confinamiento, la acumulación de memorias o la necesidad y el deseo de otorgar entidad, de inscribir en la historia el cúmulo de saberes producidos en común a lo largo del tiempo, finalmente requieren darse un tiempo mayor de visionado/escucha activa que esperamos que sea provechoso y dé paso a nuevas conversaciones y análisis, que puedan incluir la miriada de experiencias y memorias sociales del barrio que aquí por ahora no han tenido cabida.

DISCURSOS EN CURSO

Los diálogos e interacciones entre saberes no siempre son fáciles. La llamada transdisciplinariedad sigue siendo complicada en la propia academia, y aún resulta más complicada cuando ésta interactúa con la “ciencia ciudadana”. A eso se le añade que la materia, los cuerpos, los contextos de esos conocimientos, suelen estar ausentes de las propias investigaciones, ocultando una parte esencial de los resultados de las mismas, pero a la vez jerarquizando conocimientos, saberes, lenguajes. En definitiva, dialogar, intercambiar, es difícil, cuando intervienen experiencias y lenguajes disciplinarios y experienciales diversos. En un mundo atravesado por una profunda crisis de paradigma, es imprescindible encontrar espacios de diálogo respecto a los grandes retos a los que hace frente la situación global que nos afecta glocalmente, localmente, íntimamente…

Por esa razón, desde el comienzo de nuestro proyecto empezamos a ensayar un método que algunos de sus miembros ya habían planteado en 2015, diseñado en origen por Anto LLoveras: un trabajo por CAPAS (Consejo agonista de políticas anticipatorias).

La idea era seguir una dinámica de interacción transdisciplinar entre colectivos del mundo de la ciencia, las humanidades, el arte y el activismo social, en base a una metodología experimental de carácter agonista, cuya apuesta vertebral es no negar el conflicto entre saberes, sino potenciarlo, y aprovecharlo para la generación de esas ideas y fórmulas innovadoras que brotan en las fronteras entre disciplinas y del propio disenso. El resultado es un ejercicio político de saberes encarnados y situados, de políticas postcoloniales y feministas, una obra de arte relacional y cultural, un experimento antropológico, un ejercicio de análisis reflexivo, y una oportunidad para la construcción de ciencia y conocimiento en la frontera.

Los “discursos en curso” son CAPAS que han ido brotando, desde sus inicios, conversaciones cruzadas en las que se atraviesan conocimientos y experiencias, y en donde los cuerpos y los espacios están siempre presentes.

Línea de investigación 4: Metodologías críticas y ciencia ciudadana

Cultura, Arte e Institución. Territorio en disputa.

Esta pieza fruto de la conversación con Mar Nuñez, que es parte también de la serie Archivo, memoria y activismo: Acciones colectivas y coinvestigación en el territorio , aborda la cuestión de la producción cultural desde la idea de territorio en disputa, y repasa una serie de hitos ensayados durante una década en Lavapiés para caracterizar un modo singular de hibridación arte-política y las posibilidades que despliega en la reproducción de la vida.

Políticas públicas y gentrificación: Lavapiés, los saberes prácticos (II)

Esta pieza, dentro de la serie Archivo, memoria y activismo: Acciones colectivas y coinvestigación en el territorio es la segunda parte de la intervención de Carlos Vidania sobre el proceso que conocemos como gentrificación y turistización partiendo del caso del barrio de Lavapiés. Si en la primera parte introducía el marco general y los rasgos contextuales propios de este fenómeno: alianza público privada, economía globalizada y desarrollo urbano funcional a la acumulación de beneficio desde un situación de partida: la escalada constante del precio de la vivienda, este segundo video se centra el el caso Lavapiés y la evolución de las políticas que desde el año 97 con la aprobación del primer Plan de Rehabilitación inauguraróno el proceso de transformación de barrio.

Políticas públicas y gentrificación: Lavapiés, los saberes prácticos (I)

Esta pieza, dentro de la serie Archivo, memoria y activismo: Acciones colectivas y coinvestigación en el territorio es la primera parte de la intervención de Carlos Vidania sobre el proceso que conocemos como gentrificación y turistización partiendo del caso del barrio de Lavapiés. En esta primera parte introductoria se fija el marco general y los rasgos contextuales propios de este fenómeno: alianza público privada, economía globalizada y desarrollo urbano funcional a la acumulación de beneficio desde un situación de partida: la escalada constante del precio de la vivienda.

En la segunda parte de la intervención se analiza el caso Lavapiés.

Archivo de movimiento: autonomía y territorio

Esta primera pieza de la serie Archivo, memoria y activismo: Acciones colectivas y coinvestigación en el territorio trata de fijar el marco de este ejercicio colectivo de coinvestigación (confinada), esto es, señalar la función de la memria y el archivo en la configuración del territorio, su tiempo y las prácticas que lo conforman, a partir de la perspectiva de los procesos de autoorganización, específicamente sobre la figura Centro Social*, conectándolo con elementos que se desarrollarán en siguientes piezas, como los procesos de gentrificación y turistización del centro, o las políticas y prácticas culturales en el territorio.

*A partir de la investigación expandida que toma como base el archivo sobre el Centro Social El Laboratorio.

Escucha tu eco

En esta pandemia están desapareciendo las más vulnerables, y es imprescindible recoger su memoria. Proliferan las “memorias del confinamiento” COVID-19. Sin embargo, las “memorias confinadas” abarcan esta situación anterior, durante y posterior a esta situación terrible.

Pensemos en las más mayores, y aquellas que las cuidan (muchas confinadas antes, durante y después): cuando podemos escuchar un relato de una persona mayor, hay alguien que lo está haciendo posible, mediante sus cuidados. Las hortelanas, las repartidoras, las cajeras, las abastecedoras…

Cuando, en nuestro actual confinamiento, comemos fresas que nos ha traído algún repartidor o vecina, para escuchar esas historias de esperanza y sabiduría, no oímos ni las de las trabajadoras de la fresa en los campos, muchas veces violadas, y las de los repartidores precarios, sometidos por supervivencia a las inhumanas condiciones de esas grandes empresas. Y podríamos escuchar las historias de los niños enclaustrados que tengan acceso a internet, ¿y las de los otros que, por la segregación, no pueden más que pensar en qué van a comer mañana?

Podremos escuchar las historias de los jóvenes universitarios, pero no de las que limpian los colegios mayores, ni las de quienes cosen mascarillas y han hecho un enorme trayecto desde Bangladesh o Siria. No de aquellas que construyeron comunidad y centros sociales en lugares abandonados por las instituciones (y, de hecho, pese a ellas), también a base de relatos y acciones, que son poesía. No las de aquellas a las que no dejan tener voz, porque no tienen papeles para tenerla, porque tienen que prestar sus cuerpos marroquíes, andaluces, madrileños, senegaleses…(como único medio de vida-muerte posible), confinadas en lugares insalubres desde siempre, o en una calle que ahora está vacía, y por eso, además ahora, pasan más hambre. No las de los sin-hogar (de las sin-hogar se sabe aún menos). Pocas desde las prisiones, casi ninguna desde los CIES. No escuchamos el eco de quienes limpian los culos sucios y las cacerolas. No conocemos su cultura, su ruta, su vida, su literatura, ni sus historias…Pero lo que va con ellas, que es su vida y cuidados, nos acompañan cada día, y las amamos sin saberlo. Estamos impregnadas por ellas, metafórica y literalmente. Ahí, con su mirada y sus tres palabras silentes, diciendo todo en mil lenguas, enriqueciendo con ellas y con sus saberes nuestra incierta cultura.

Es un eco inaudible para muchas, pero está tras el resto de nuestras narraciones. Es su-nuestro eco. Nuestro eco, que no oímos.

¿Cómo oírlas? ¿Cómo hacer que se nos oiga, que nos oigamos? ¿Cómo hacer que se reconozca que ese eco, que es suyo, también es nuestro? ¿Cómo escuchar sus gritos?

ESCUCHAR, Y PROPORCIONAR MEDIOS PARA QUE SE LES OIGA.

  1. A esas personas y colectivos, y atender a sus demandas y procesos.

  2. Aprendiendo de sus técnicas, recursos y medios: muchos colectivos llevan trabajando autónoma e interrelacionadamente en esta línea décadas sin apenas medios y con una enorme formación y experiencia académica y de ciencia ciudadana, creando técnicas altamente complejas y adaptadas a las diversas realidades (incluyendo un amplio conocimiento lingüístico).

  3. Su memoria, sus experiencias, sus narrativas, son mestizas, como sus migraciones, y su realidad es parte de la nuestra, íntima a nosotros mismos. No somos capaces de reconocerla, pero en ese reconocimiento y su visibilidad, nos va presente y el futuro de una vida mejor.

  4. Recuperar su memoria (literatura, arte, narrativas…) y sus necesidades (la escucha de ese eco) forma parte del reconocimiento de la injusticia social que viven y su reparación (implicando justicia social).

  5. Esos testimonios son archivo histórico y de memoria: no suya, sino de todas.

  6. Sin esa memoria no lograremos comprender lo que sucede ni prepararnos para un futuro mejor, de verdadera democracia, justicia social, a nivel global. De hecho, sin ellas, no lograremos sobrevivir, o no merezca la pena.

  7. La buena vida, presente y futura, la de todas, depende de ser capaces de escuchar nuestro propio eco, que es su voz.

  8. Etcétera.

Reencontrando a Gaia (Carlos de Castro, UVa)

Un debate científico central (teoría Gaia) y una cita importante (necesitamos avanzar hacia una cultura no antropocéntrica y gaiana) en Madrid, 26 de febrero, dos sesiones (12 y 19 h.)..

En este debate nos guiará el profesor Carlos de Castro (UVa), que es profesor de física e historia de la ciencia en la Universidad de Valladolid y doctor en física especializado en energía y modelado de sistemas. Durante los últimos años ha realizado una teorización intensa de una visión de la Bioesfera como organismo, siguiendo las hipótesis Gaia inicialmente formuladas por James Lovelock y Lynn Margulis.

Memoria y Educación para la Paz: Hebras de Paz Viva

El curso «Memoria y Educación para la Paz: Hebras de Paz Viva» aborda el rol de la memoria para construir la paz positiva. Proponer crear una memoria común basada en actos de compasión y humanidad y no en sentimientos de venganza. A partir de su proyecto: “Hebras de paz viva” trata de responder a la pregunta:

– ¿Cómo pensar la violencia de este mundo de un modo no victimizante y despotenciador?.
– ¿Cómo abordar las violencias?
– ¿Cómo deconstruir la imagen del enemigo y la lógica de los bandos enfrentados?
Estas y otras cuestiones servirán de orientación para este curso de carácter práctico y participativo que ofrece herramientas metodológicas y recursos didácticos para analizar el papel que juega la memoria en la convivencia y en la construcción de la paz, desde una ciudadanía activa y comprometida con los valores de paz y derechos humanos.

Se trata de explorar como desarrollar estrategias que permitan pasar de una cultura de violencia a una cultura de paz.

En el marco del mismo presentamos el proyecto PΩSTORYα  utilizando los siguientes materiales:

Presentación.

Manifiesto precomunes.